Espacio que pretende resguardar voces y conocimientos desde el abordaje de la
bibliotecología. Documentación de archivos orales sobre el patrimonio cultural intangible
conservado en la memoria de los libros vivientes. Entrevistas a bibliotecarios sobre el rol social
de la profesión. Reflexiones en torno a la bibliotecología indígena y comunitaria.

domingo, 9 de agosto de 2015

Biblioteca y radio en Resguardo Indígena Kankuamo


Un nuevo ejemplo de biblioteca y radio indígena bilingüe permite corroborar el enorme beneficio que su práctica genera en las comunidades indígenas. En este caso la experiencia ocurre en la biblioteca pública de Atánquez, una de las doce comunidades que integran el Resguardo Indígena Kankuamo, ubicada en la vertiente suroriental de la Sierra Nevada de Santa Marta, al norte del municipio de Valledupar, departamento del Cesar (Colombia). Allí, donde los bibliotecarios tienen como práctica habitual el fomento a la promoción y formación de lectura en las comunidades de las veredas y caseríos aledaño a Atánquez, suele ser común la participación de los jóvenes en los procesos pedagógicos que se adelantan desde la biblioteca. Más allá del reconocimiento otorgado a través de la Biblioteca Nacional y la Red Nacional de Bibliotecas Públicas (un premio cuya organización estuvo bajo el apoyo del Ministerio de Cultura colombiano), lo que
interesa recalcar es el programa de radio  que permite divulgar las actividades de la biblioteca pero también la posibilidad concreta de preservar la tradición oral del pueblo.

Existen muchos testimonios de caciques mencionando la importancia trascendental de la lengua materna, vinculando la expresión con el sentido de identidad, en tal caso un medio de comunicación como la radio permite precisamente recrear el valor de "hablar en lengua", bajo los propios códigos lingüísticos, en donde sea posible socializar aquellos conocimientos que son cultivados en la memoria y compartidos mediante la oralidad.

Los paisanos kankuamos, cuya tradición oral los representa como "guardianes de la Sierra Nevada" (mientras que los Kogui, Arhuaco y Wiwa representan los guardianes de su tradición), han dado un gran paso adelante para poder fortalecer los espacios de trasmisión oral de la cultura y saberes del pueblo indígena Kankuamo. Todo lo que han logrado ha estado intermediado por la gestión de recursos llevados en forma conjunta con el cabildo indígena y las diversas entidades nacionales. Las actividades de la lectura dieron lugar a los llamados "conversatorios de la memoria" un espacio en el que los jóvenes y mayores del cabildo interactúan, recopilan y transmiten saberes ancestrales, compartiendo encuentros alrededor de un fuego (a propósito, cuántas cosas se generan ante una fogata, desde hace milenios esta costumbre acompaña a los pueblos en el fortalecimiento de su identidad, nada más simple, un fuego y la palabra que un anciano comparte delante de su gente). 


Los kankuamos agregan un poco de música para matizar los encuentros, nunca falta un tambor y alguien que cante, lo que sigue -adivinanzas, cuentos, chistes, recuerdos, historias- no hace más que fortalecer el interior de la cultura, porque es cierto que mientras haya posibilidad de compartir la palabra las comunidades tendrán un motivo para sostener su identidad, por eso es tan importante que la radio indígena bilingüe esté vinculada en forma permanente con la biblioteca indígena de la comunidad, y hacia ese rumbo se dirigen los "guardianes de la Sierra Nevada".