Espacio que pretende resguardar voces y conocimientos desde el abordaje de la
bibliotecología. Documentación de archivos orales sobre el patrimonio cultural intangible
conservado en la memoria de los libros vivientes. Entrevistas a bibliotecarios sobre el rol social
de la profesión. Reflexiones en torno a la bibliotecología indígena y comunitaria.

jueves, 19 de octubre de 2017

Entrevista a Laura Lavega, estudiante de Bibliotecología del ISFD yT N° 35 de Monte Grande, Buenos Aires, Argentina




Noticia biográfica

Laura Lavega tiene 28 años, vive en Monta Grande con su madre y una manada de perros rescatados de la calle,  se encuentra cursando el último año de la Tecnicatura Superior en

Bibliotecología en el ISFDyT N°35 de la misma localidad. Además, es bibliotecaria en un colegio privado de la zona y traductora para una multinacional ubicada en Shanghai.

 

Entrevistador: Daniel Canosa

 

- ¿Por qué la Bibliotecología?

 

Creo que mi primera aproximación a la bibliotecología fue un cliché: me gustaba leer, quería hacer algo que tuviera relación con eso, trabajar en una biblioteca me parecía la mejor idea. Cuando entré en la carrera, sin embargo, me di cuenta que la noción de biblioteca que tenía estaba muy estereotipada y que iba mucho más allá de eso. Arranqué por un ideal erróneo, pero me quedé porque descubrí que me apasionaba todavía más lo que la verdadera Bibliotecología abarcaba.

- Antes de descubrir la profesión ¿ha frecuentado la consulta en bibliotecas? ¿Ha manifestado afición por la lectura, por alguna expresión artística, literaria o cultural en particular?

 

Durante mi adolescencia frecuenté mucho la biblioteca local de mi barrio, más que nada para obtener material de estudio, pero después de eso hubo una brecha de tiempo en la que no volví a acudir. En cuanto a mis aficiones, definitivamente cuento la lectura por encima de todas las demás. También me gusta muchísimo escribir, aunque actualmente no tengo tanto tiempo para dedicarle.

 

- Dos preguntas en una ¿Cuál fue el libro que más lo influenció? y ¿Qué está leyendo actualmente?

 

Siempre me costó mucho responder esta clase de preguntas, porque nunca se me viene un solo libro a la cabeza, sino muchos. Pero quizás como lectora (y quizás también como potencial escritora), termino inclinándome por El Señor de los Anillos, de JRR Tolkien. Soy lectora de ficción por sobre otras clases de géneros, y el trabajo de este autor es sublime: la manera en que creó un mundo totalmente de la nada, con su propia historia, mitología, religiones y demás, es simplemente inigualable. Si tuviera que elegir uno de no ficción, sin embargo, me inclinaría por uno que leí este año, Hamilton The Revolution de Lin Manuel-Miranda y Jeremy McCarter, en el que exponen el proceso creativo detrás de la creación de un musical de Broadway y que me pareció totalmente inspirador para todo aquel que desee y ame crear en cualquier ámbito artístico y, por qué no, incluso dentro de otras disciplinas, como la Bibliotecología. Actualmente estoy leyendo mucha literatura orientada a públicos más bien juveniles porque me atraen las temáticas que se tocan en esa clase de libros. Estoy empezando Blue Lily, Lily Blue de Maggie Stifvater, que es la tercera parte de la saga The Raven Cycle.


- ¿Cómo definiría a un bibliotecario?


Me gusta pensar que un bibliotecario es un profesional que abre las puertas del conocimiento en todas sus esferas y que brinda información para ayudar a mejorar la vida de las personas.


- ¿Qué opina del rol social del bibliotecario?

 

Hoy por hoy el bibliotecario tiene que ser una de las figuras más activas en el ámbito social. Tenemos las herramientas para generar cambios y crear oportunidades para aquellos que más lo necesitan, para visibilizar grupos sociales y temáticas que quizás se encuentren marginalizados, para democratizar el conocimiento con igualdad entre todos. Me cuesta creer que todavía hoy hay bibliotecarios que siguen las viejas costumbres, que no se dan cuenta del impacto positivo que podrían tener en sus instituciones o en sus comunidades si tan solo tomaran conciencia de ello.

 

- Con respecto al plan de estudios de la carrera ¿Considera que sus contenidos favorecen la adquisición de conocimientos y desarrollo de habilidades vinculados al rol social del bibliotecario?


Al cursar una tecnicatura y no la licenciatura, muchas veces nos repiten que lo importante en nuestra formación está ligado a los procesos técnicos. Pero, al menos en mi experiencia, no tiene tanto que ver con el plan de estudios, sino con los profesionales a cargo de las materias. Tuve y tengo la suerte de pasar por clases maravillosas a cargo de profesoras excelentes que le dieron lugar a esta clase de temáticas y que por lo tanto me abrieron los ojos a mí en cuanto al rol social del bibliotecario. ¿Debería haber algún tipo de equilibrio entre los contenidos técnicos y los contenidos sociales? Sí, definitivamente hay que seguir reviendo el plan de estudios y ajustándolo a las necesidades de un mundo cambiante, pero desde mi perspectiva no siento que los espacios curriculares hayan sido o sean insuficientes, porque las pocas materias en las que existen estos contenidos fueron enseñadas de una manera que me brindó las herramientas necesarias para poder empezar a zambullirme en este aspecto de la carrera.



- Se habla frecuentemente de un cambio de paradigma dentro de la profesión (pasando del paradigma de la información al de la comunicación), según su enfoque particular, ¿Percibe ese cambio en el tratamiento docente de cada materia? (la pregunta va orientada hacia los contenidos que brinda el docente, si fomenta habilidades sociales o comunicativas o centra toda su atención en contenidos técnicos)


No en todas, pero sí en la mayoría. Las materias técnicas se mantienen técnicas y hay muy poca apertura hacia temas sociales o comunicativos, pero aquellas materias centradas en la gestión, los usuarios y el manejo de la biblioteca fuera de los procesos técnicos se está moviendo mucho en esa dirección.


-En el caso que, promovido por el docente, haya realizado una práctica académica o pasantía en alguna unidad de información ¿Considera que los conocimientos adquiridos fueron suficientes para desempeñarse en tales prácticas? ¿Qué conocimientos tuvo que aplicar?


El año pasado realicé mis primeras prácticas profesionales en una universidad. La experiencia fue más que grata y pude poner en práctica (valga la redundancia) muchas cosas que sólo comprendía en teoría y que no tenía idea cómo iban a funcionar en el día a día de una biblioteca. El personal de la biblioteca fue muy receptivo y muy didáctico y me facilitó las herramientas para poder dar unos primeros pasos dentro de una biblioteca real, con usuarios reales, realizando tareas de referencia, préstamos, cargando libros en Pérgamo y demás.

Este año comencé a trabajar en una biblioteca (escolar) por primera vez. La bibliotecaria anterior se jubiló y prácticamente me dieron las llaves de la biblioteca y me dijeron que me haga cargo. Cuando puse un pie adentro, me sentí totalmente perdida, sin nadie que me guiara. La biblioteca estaba en un estado de abandono muy triste y fue como empezar de cero. Pero también me abrió los ojos: por más que estudio y estudio, y más allá de las pocas semanas de prácticas profesionales, estar al frente de una biblioteca es un desafío y los conocimientos que tenía no me parecieron suficientes. Me hizo cuestionar algunas cosas del plan de estudio, como el hecho de que en la tecnicatura Desarrollo de Colecciones es un espacio curricular de tercer año, cuando el conocimiento y la gestión de la colección es algo que tendríamos que poder manejar mucho antes. Me resultó muy difícil, estando sola sin ningún tipo de colega que me acompañe en las tareas diarias, poder poner en marcha la biblioteca, especialmente porque la primera tarea involucró realizar un expurgo de la colección (colección que, además, no estaba inventariada ni registrada de modo alguno).


- ¿Considera que la bibliografía utilizada en materias relacionadas con tecnologías de comunicación e información se encuentra actualizada? ¿Considera válido el equilibrio entre teoría y práctica en relación a los conocimientos técnicos impartidos en la carrera?

 

No, no utilizaría la palabra actualizada para describir esa materia, ni encuentro un equilibrio en los conocimientos. Pero también tiene que ver con el hecho de que en carreras terciarias se encuentran alumnos de distintas generaciones que tienen diferentes experiencias con la tecnología. Estoy en tercer año, a punto de recibirme, y el único software bibliotecario que vimos, y ni siquiera en profundidad, fue Winisis, que ya está prácticamente obsoleto. Siento que se pierde el tiempo con contenidos como Microsoft Word, Excel y Power Point, cuando se debería poner enfoque en temas más específicos a la formación. Es importante conocer softwares básicos como esos, pero quizás podría implementarse otro tipo de solución para las personas que no saben manejarlos, como ayudantías o tutorías, o quizás un curso de ingreso.


-¿Suele participar en listas bibliotecarias? ¿Considera interesante el nivel de los debates? ¿Cómo percibe en dicho espacio la recepción de temas políticos?

 

No, no suelo participar. La política, en cualquier ámbito, me interesa en un nivel muy básico.


-Como estudiante ¿Presenció en el aula un debate / clase/ conversación /comentario / reflexión y/o contenido sobre la necesidad o no de contar con sindicatos / gremios / asociaciones en temas relativos a derechos laborales? En caso que la respuesta resulte negativa ¿Considera de utilidad profesional que el docente favorezca espacios de discusión y debate sobre estas temáticas?


Sí, se ha hablado en clase en algunas oportunidades y me parece importante que haya espacios de discusión para este tipo de temáticas.


 

- El concepto de neutralidad en la profesión ha dividido las aguas ante las problemáticas sociales y políticas que inciden en alguna medida en el contexto bibliotecario, según lo vivenciado como alumna de la carrera ¿desde el aula, recuerda si algún docente ha interpelado y/o analizado esta cuestión?

 

Sí, en algunas cátedras se ha tocado el tema. Más que nada hablamos sobre cómo tenemos que empezar a ocupar un rol más activo, ser protagonistas de los cambios, dejar de sentarnos a custodiar libros mientras el mundo sigue avanzando a nuestro alrededor

 

-¿Cómo percibe a la bibliotecología en contextos interdisciplinarios? ¿Resulta visible? ¿Siente que la carrera le otorga elementos para dar respuestas a problemáticas sociales que otras disciplinas sí ofrecen? (ejemplo inclusión social, problemáticas de minorías sociales, desastres ambientales, conflictos bélicos, problemáticas jurídicas, etc.)

Me parece que la bibliotecología es imprescindible a niveles interdisciplinarios. La información (y la necesidad de información) trasciende los campos del conocimiento y la bibliotecología es la única ciencia que puede actuar de enlace entre todos ellos. Como organización, la biblioteca es el escenario ideal para dar respuestas a diversas problemáticas sociales: basta leer el informe de la agenda 2030 de la IFLA para tener ejemplos de lo importante que puede ser la biblioteca en el accionar hacia la resolución de estos conflictos.

 

-¿Recuerda en alguna clase que el docente haya abordado cuestiones vinculadas a bibliotecas en contextos sociales vulnerables? (comunitarias, rurales, campesinas, indígenas, carcelarias o de temas relativos a minorías, desplazados sociales, multiculturalidad, comunidades sexuales, bibliotecas humanas, etc.)


Sí, en segundo año abordamos frecuentemente la temática en la materia Gestión y Administración de las Unidades de Información, especialmente durante el proyecto de cátedra que tuvo que ver con la creación de una biblioteca humana.

 

-Si le fuera dado proponer modificaciones en los planes de estudio de la carrera ¿En que aspectos técnicos y/o humanísticos focalizaría su atención? ¿Favorece la institución académica escenarios de discusión y debate que habiliten posteriormente la concreción de dichas propuestas por parte de los alumnos?

 

Creo que habría que reforzar el tema de las bibliotecas digitales/virtuales/electrónicas, las tecnologías relacionadas con ellas, los procesos de digitalización. Las materias de gestión y administración deberían estar en los tres años de la carrera, no sólo en los dos primeros, y Desarrollo de Colecciones debería adelantarse al menos un año. Hay contenidos que parecen desprendidos, recién ahora en tercer año estamos empezando a encontrar conexiones entre cosas que vimos en otros años, pero todo debería haber empezado a tener sentido mucho tiempo antes. También podría ser interesante tener una materia específica dedicada al rol social de la biblioteca, como Bibliotecología social o similar. No alcanza con que sea un tema que se aborda en alguna que otra materia, debería ser un eje central.

Si bien en el instituto se pueden charlar con los docentes este tipo de propuestas, creo que a nivel institución todavía se está muy lejos de llegar a la concreción de las ideas de los alumnos.


-Se habla frecuentemente de la lenta desaparición del libro impreso, incluso en foros de bibliotecología, en su caso como estudiante ligado permanentemente a la utilización de dispositivos físicos, digitales y/o virtuales ¿Qué le provoca esta situación?

No creo en la desaparición del libro impreso: puede ser que su presencia disminuya, que en algunos ámbitos se reemplace por documentos digitales (como estudiante muchas veces los prefiero por ser más económicos y accesibles), pero no creo que vaya a desaparecer por completo. Se viene vaticinando su extinción hace mucho y sin embargo los estudios prueban que, si bien hubo una época en el que el auge de la tecnología hizo disminuir la venta de materiales impresos, la gente al fin y al cabo prefiere tener el libro en la mano. Yo soy una de esas personas. Para el estudio y el trabajo creo que es muy práctico contar con los documentos digitales, pero a la hora de relajarme con una buena lectura, no hay nada que le gane al libro impreso.

 

Muchas gracias Laura

Daniel Canosa

miércoles, 11 de octubre de 2017

Entrevista a Pablo Ignacio Zárate, estudiante de bibliotecología en en el Instituto de Formación Técnica Superior N° 13 (Ciudad Autónoma Buenos Aires)


Noticia biográfica

Pablo Ignacio Zárate es estudiante de bibliotecología en el IFTS N°13 (CABA), nació en el barrio de colegiales (Capital Federal) el 4 de marzo de 1989. Entre los años 2009-2011 estudió la carrera de Técnico superior en  periodismo deportivo en ETER (Escuela Terciaria de Estudios Radiofónicos). Durante el año 2010 realizó una pasantía en el diario deportivo Olé y una vez egresado fue columnista en un programa de fútbol argentino de ascenso que se emitía por radio Arroba vía Internet.Trabajó en el comedor escolar de una escuela primaria, donde tuvo conocimiento de las tareas realizadas por el bibliotecario escolar, lo que lo llevó en el año 2014 a estudiar la carrera de técnico superior en bibliotecología en el IFTS 13. En la actualidad se encuentra cursando las últimas materias de la carrera, mientras se dedica a la comercialización de artículos de marroquinería. Planea orientar sus inquietudes en instituciones educativas de educación primaria.

Entrevistador: Daniel Canosa

- ¿Por qué la Bibliotecología?

Mi hermano estudió la carrera hace unos años, en ese tiempo tuve mi primer acercamiento al mundo de la bibliotecología y hablando con él empecé a conocer   los contenidos que la componen, y estos me llamaron la atención. Aunque en ese entonces no había tomado la determinación de estudiar la carrera.
Luego empecé a trabajar en el comedor de una escuela primaria, y allí tuve la posibilidad de observar el trabajo que los bibliotecarios escolares desempeñaban con los alumnos, y esto fue lo que me terminó de convencer para empezar a cursar e introducirme en el mundo de la bibliotecología. 

- Antes de descubrir la profesión ¿ha frecuentado la consulta en bibliotecas? ¿Ha manifestado afición por la lectura, por alguna expresión artística, literaria o cultural en particular?

Si, he frecuentado la consulta en bibliotecas previo al descubrimiento de la profesión. Lo he hecho por diversos motivos, para realizar tareas escolares en el nivel primario, secundario y terciario, y también para realizar alguna lectura recreativa.
Considero que soy aficionado por la lectura, y que esta afición comenzó con la           llegada de la vida adulta (a los 20 años aproximadamente). Con respecto a otras expresiones artísticas me gusta practicar la escritura. Escribir historias es algo que me apasiona.

- Dos preguntas en una ¿Cuál fue el libro que más lo influenció? y ¿Qué está leyendo actualmente?

La verdad que no considero que un libro puntual  haya logrado una gran influencia sobre mi. Si hay muchos que he leído y me han gustado, entre ellos puedo destacar “Rebelión en la granja”, “1984”; ambos de George Orwell, “Don quijote de la mancha” de Miguel de Cervantes Saavedra, “El factor humano” de John Carlin. Me gustaría destacar un libro que leí recientemente, este se titula “Sobre el terrorimo occidental” fue escrito por Noam Chomsky y Andre Vltchek, y me hizo reflexionar mucho. También me gustan mucho las obras de Stephen King.
En cuanto a libros esos considero que fueron los más influyentes, aunque también me gustaría mencionar a una persona, mi hermano Luis, quien fue el que me empezó a acercar al mundo de la lectura. En la actualidad estoy leyendo “Protagonistas de América latina /2”, un libro de Fernando Sabsay en el cual se hace un pequeño repaso biográfico de personajes que influyeron en la historia de Latinoamérica.

- ¿Cómo definiría a un bibliotecario?

Yo considero que un bibliotecario es una persona que guía a sus usuarios en el mundo de la comunicación y la información.  Debe funcionar como un nexo entre estos actores y ayudar a que el usuario dé con la información que necesita y se valga de herramientas nuevas que en el futuro lo ayuden a poder realizar búsquedas efectivas por sus propios medios.
Creo que la función clave del bibliotecario, en una época en la que abunda la información, es guiar y enseñar a seleccionar fuentes confiables, que presenten información verídica y que sean adecuadas para la búsqueda realizada.

- ¿Qué opina del rol social del bibliotecario?

Creo que el bibliotecario puede cumplir un rol social muy importante mediante el acercamiento de gente con escasos recursos económicos al mundo de la lectura y la información. A partir de nuestra función podemos lograr acortar la brecha informacional, comunicacional y cultural entre la gente con mayor y menor acceso a estas competencias.
Esto lo podemos lograr mediante el compromiso con la profesión, el interés que le brindemos a los usuarios y la difusión adecuada de los materiales

- Con respecto al plan de estudios de la carrera ¿Considera que sus contenidos favorecen la adquisición de conocimientos y desarrollo de habilidades vinculados al rol social del bibliotecario?

Si, considero que los contenidos impartidos durante la cursada favorecen el desarrollo de habilidades relacionadas con el rol social del bibliotecario. En distintas materias se habla sobre la alfabetización informacional, la difusión y gestión de la información, todo esto desarrollado dentro del contexto de la sociedad de la información.


- Se habla frecuentemente de un cambio de paradigma dentro de la profesión (pasando del paradigma de la información al de la comunicación), según su enfoque particular, ¿Percibe ese cambio en el tratamiento docente de cada materia? (la pregunta va orientada hacia los contenidos que brinda el docente, si fomenta habilidades sociales o comunicativas o centra toda su atención en contenidos técnicos)

Con respecto al tratamiento que se le da a este cambio de paradigma diría que está fragmentado el interés que le brindan los docentes, hay casos en que se fomentan las habilidades requeridas para este cambio y otros que no le dan importancia a estas competencias.

-En el caso que, promovido por el docente, haya realizado una práctica académica o pasantía en alguna unidad de información ¿Considera que los conocimientos adquiridos fueron suficientes para desempeñarse en tales prácticas? ¿Qué conocimientos tuvo que aplicar?

Por el momento no he realizado ninguna pasantía ni práctica académica así que no sabría decirle si con los conocimientos adquiridos durante la carrera uno puede desempeñarse sin inconvenientes dentro de una unidad de información.

- ¿Considera que la bibliografía utilizada en materias relacionadas con tecnologías de comunicación e información se encuentra actualizada? ¿Considera válido el equilibrio entre teoría y práctica en relación a los conocimientos técnicos impartidos en la carrera?

Considero que en las materias relacionadas con las nuevas tecnologías la bibliografía se encuentra un poco desactualizada. Con respecto a los conocimientos técnicos de la carrera me parece que existe una buena relación entre la teoría y la práctica. Se le dedica un tiempo adecuado a la teoría, lo que permite dedicar tiempo a la práctica e ir corrigiendo alguna cuestión que no haya quedado del todo clara.

-¿Suele participar en listas bibliotecarias? ¿Considera interesante el nivel de los debates? ¿Cómo percibe en dicho espacio la recepción de temas políticos?

No he tenido el gusto de participar en las mencionadas listas.

-Como estudiante ¿Presenció en el aula un debate / clase/ conversación /comentario / reflexión y/o contenido sobre la necesidad o no de contar con sindicatos / gremios / asociaciones en temas relativos a derechos laborales? En caso que la respuesta resulte negativa ¿Considera de utilidad profesional que el docente favorezca espacios de discusión y debate sobre estas temáticas?

En las clases a las que he asistido no se ha debatido ni planteado nada relacionado a los derechos laborales de los profesionales bibliotecarios. Considero que sería de gran utilidad que se le brinde un espacio a estas temáticas que brindarían conocimientos y herramientas validos para lograr organización y unidad para que los bibliotecarios luchen por sus derechos laborales. 
 

- El concepto de neutralidad en la profesión ha dividido las aguas ante las problemáticas sociales y políticas que inciden en alguna medida en el contexto bibliotecario, según lo vivenciado como alumno de la carrera ¿desde el aula, recuerda si algún docente ha interpelado y/o analizado esta cuestión?

La cuestión ha sido mencionada esporádicamente por distintos docentes, no se ha realizado un análisis profundo ni un debate sobre estas cuestiones y su influencia en la vida profesional del bibliotecario.

-¿Como percibe a la bibliotecología en contextos interdisciplinarios? ¿Resulta visible? ¿Siente que la carrera le otorga elementos para dar respuestas a problemáticas sociales que otras disciplinas sí ofrecen? (ejemplo inclusión social, problemáticas de minorías sociales, desastres ambientales, conflictos bélicos, problemáticas jurídicas, etc.)

Considero que la bibliotecología resulta visible en algunos campos interdisciplinarios (entre ellos literatura, sociología e historia). Con respecto a los elementos para responder ante las problemáticas mencionadas, creo que la carrera no brinda demasiado. Aunque considero que en este punto es clave el interés y compromiso personal que cada uno tenga con estas problemáticas, creo que ahí radica la diferencia que uno puede marcar más allá de algún elemento que se pueda adquirir en la carrera.

-¿Recuerda en alguna clase que el docente haya abordado cuestiones vinculadas a bibliotecas en contextos sociales vulnerables? (comunitarias, rurales, campesinas, indígenas, carcelarias o de temas relativos a minorías, desplazados sociales, multiculturalidad, comunidades sexuales, bibliotecas humanas, etc.)

Sólo se ha mencionado brevemente sobre la labor que se desarrolla en bibliotecas carcelarias, del resto de los contextos mencionados no se ha debatido ni hablado en ninguna clase.

-Si le fuera dado proponer modificaciones en los planes de estudio de la carrera ¿En que aspectos técnicos y/o humanísticos focalizaría su atención? ¿Favorece la institución académica escenarios de discusión y debate que habiliten posteriormente la concreción de dichas propuestas por parte de los alumnos?

Creo que en las materias relacionadas con la tecnología los programas han quedado bastante desactualizados ya que se trabaja con programas que ya quedaron en desuso, y en algunos casos hasta obsoletos; a esto hay que sumarle el poco contenido que se ve sobre sistemas de gestión. A mi entender esa es la principal falencia dentro del plan de estudio de la carrera.
La institución académica en si no habilita debates que permitan que los alumnos propongan mejoras o planteen sus inquietudes con respecto a los contenidos que se ven en las distintas materias, aunque es justo destacar que hay profesores que consultan y toman en cuenta las opiniones de los alumnos para mejorar los contenidos de su materia.

-Se habla frecuentemente de la lenta desaparición del libro impreso, incluso en foros de bibliotecología, en su caso como estudiante ligado permanentemente a la utilización de dispositivos físicos, digitales y/o virtuales ¿Qué le provoca esta situación?

Considero que la desaparición del libro impreso es un proceso que va a demorar muchos años para completarse, sin embargo, viendo los constantes avances tecnológicos, hay que decir que este es un hecho que ocurrirá. Esta situación me provoca una gran tristeza debido a que yo me crié con este soporte,  realicé mis primeros acercamientos a la lectura en libros impresos y estos tienen un enorme valor afectivo y emocional para mí. 


Muchas gracias Pablo
Daniel Canosa

lunes, 9 de octubre de 2017

Taller Leñateros: los chamanes alquimistas de las letras mayas


Vale detenerse en este legendario proyecto mexicano, nacido en 1975 en San Cristóbal de las Casas, Estado de Chiapas,  luego de que la poeta y editora Ámbar Past propusiera a los indígenas tzotziles y tzeltales del barrio Cuxtitali la  publicación de libros escritos, ilustrados, impresos y encuadernados (con papel de la propia manufactura) en donde lograron recuperar antiguas técnicas artesanales de los ancestros mayas para teñir distintos tipos de formatos, mediante la extracción de colorantes de hierbas silvestres, un arte que se remonta a unos 400 años de antigüedad.
A modo de paréntesis cabe señalar que entre 1976  y  2002 se desarrolló en Chiapas una experiencia similar denominada Taller  Tzotzil (Rus, 2016), cuyos integrantes publicaron más  de  treinta  libros  de  autores indígenas en maya tzotzil, inspirados en el modelo del educador brasileño Paulo Freire, teniendo por tarea el registro en papel de una serie de reflexiones de los hablantes indígenas que realizaban cursos de alfabetización en su propia lengua.

Siguiendo con el Taller Leñateros, es para destacar el sentido ecológico de la propuesta cultural, que favorece el medio ambiente ya que se trata de una tarea de reciclado, recogiendo desperdicios agrícolas e industriales (cartón, ramas secas, manojos de ocote y encino entre otros) para transformarlos en libros de arte mundialmente reconocidos. Muchas de estas mujeres recuperaron técnicas tradicionales con extracción de tintas naturales e incluso inventando nuevos procedimientos como la "chanclagrafía", la cebollagrafía, la petalografía y la "elotegrafía", además de incluir trabajos de encuadernación, grabado en madera, teñido con plantas, xilografía, cestografía y serigrafía solar.

El trabajo colectivo –verdadero espacio multi-étnico que fomenta la creatividad entre sectores marginados– en el que se han involucrado unas 200 familias indígenas (en su mayoría sirvientas, lavanderas, vendedores ambulantes y desempleados), la convirtieron en la primera editorial mexicana formada por originarios, cuyas ideas nacen de la propia sabiduría popular indígena-campesina. El proyecto no se ha reducido únicamente a la producción artesanal sino que también han llevado adelante una tarea de rescate de la historia oral con los abuelos de las comunidades, cuyas leyendas aparecen recreadas en el Popol Vuh "el libro sagrado de los mayas". También han grabado y traducido las canciones que cantan y de sus voces nació la publicación de un libro bilingüe tzotzil/español de 200 páginas, con 60 serigrafías de pintoras tzotziles y tzeltales titulado “Conjuros y ebriedades, cantos de mujeres mayas”, que lo convirtió en el primer libro escrito, ilustrado y confeccionado por el pueblo maya en más de 500 años, desde que las primeras “Madrespadres” mayas hicieron sus códices pintados, un hito sin precedentes en el mundo editorial que los ha llevado a documentar, enaltecer y difundir los valores sagrados de las tradiciones orales indígenas. Una de sus máximas representantes es la chamana tzotzil Maruch Mendes Peres, quien ha realizado traducción de textos, fotografías, dibujos e impresiones en serigrafías.

El Taller Leñateros ha publicado una serie llamada “Libros de Kartón” bajo la denominación Cuxtitali Kartonera. Esta producción consta de seis títulos: Alquimia para principiantes; Yoo (libro de poesía de Natalia Toledo en zapoteco y español con gráfica del artista Francisco Toledo); Spare Poems, de Alejandro Murgia en español e inglés; y tres libros de poesía de Ámbar Past: Cuando era hombre, Nocturno para leñateros, y Dedicatorias, este último editado en varios idiomas, entre ellos español, inglés, polaco y serbocroata. 

Resulta válido recrear la rutina de trabajo, en ocasiones hirviendo en ollas totomoste, pita de maguey, tallos de gladiola, hojas de palma, huipiles reciclados, cepa de plátano, como materia prima utilizada para hacer papeles. También reciclan canastas llenas de papiro, lianas, líquenes, musgo, flores marchitas, juncias, bejucos, hojas de plátano, rastrojo de milpa, velo de novia, mahagua, vaina de frijol, pencas de maguey, juncos, conchas de coco, frondas de palmera, pasto, papiro, sacatón y bambú, junto con papel y ropa vieja. Trituran fibras vegetales en un molino que después tienden al sol para el secado, se consideran “alquimistas de la serigrafía”, transformando la luz natural en imágenes de color bugambilia (flor similar a la llamada “Santa Rita”), todos los colaboradores participan en las tareas de corte, doblado, costura, pegado, prensado y envoltura de materiales.


Conscientes de lo que implica el traspaso de conocimiento en una cultura oral, han incluido en sus catálogos la confección de libros infantiles, trabajando con serigrafías originales de artistas mayas contemporáneos, papiroflexia (figuras realizadas en forma manual, generalmente de animales), cartón y papel reciclado, y grabación de canciones con audios de niños tzotziles.   Muchos de estos artefactos representan el contexto litúrgico de la cultura, recreando materiales que simbolizan los hechizos, rituales y ceremonias de los antiguos mayas.

Con el tiempo algunos colaboradores del taller publicaron una revista literaria, bajo el entendimiento de un “códice rupestre” al que denominaron “La jícara”, donde según sus responsables ofrecen traducciones de lenguas indígenas, testimonios, diarios de forasteros, xilografías, petroglifos y “cosas raras”. Es para destacar el cuidado con el que realizan cada una de sus ediciones. Para dar una idea del impacto que tuvieron a nivel mundial, reconocidos  escritores y artistas como David Huerta, Carlos Jurado, Eduardo Galeano, Carlos Montemayor, Francisco Toledo y el premio Nobel de Literatura José Saramago han celebrado los libros del Taller Leñateros.

A modo simbólico, vale recrear las palabras de estos artistas chamanes, cuando dicen que “Hay sitios en los Altos donde todo caminante que va pasando coloca una piedra, testimonio de su presencia y de su andar”, así es como los cerros crecen en el tiempo, piedra sobre piedra, ofrenda sobre ofrenda, para que la cultura no pierda su contexto. El proyecto Cuxtitali Cartonera del Taller Leñateros, es esa piedra en el montón, esa juntura en medio del silencio.

Se recomienda visitar el sitio Web del Taller Leñateros:

Versión para El Orejiverde:

Fuentes consultadas:

Aguilar Sosa, Yanet (2012). Las chamanas de las letras mayas. El Universal MX Cultura. Recuperado de: http://archivo.eluniversal.com.mx/cultura/68298.html

Beltrán, Edith (2017). Semblanza de Cuxtitali Kartonera (1975-). Recuperado de:
Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes - Portal Editores y Editoriales Iberoamericanos (siglos XIX-XXI) - EDI-RED: http://www.cervantesvirtual.com/nd/ark:/59851/bmc738t2


sábado, 7 de octubre de 2017

Entrevista a Roxana Esther Avaca, estudiante de bibliotecología del ISFDyT N° 35 de Monte Grande, Buenos Aires, Argentina


Noticia biográfica

Roxana Esther Avaca terminó sus estudios en marzo de 2017 en el Instituto Superior  de Formación Docente y Técnica Nº 35 de Monte Grande, Vicente D'abramo. En 2015 realizó las prácticas profesionales en la Universidad Nacional de La Matanza (UnLam), un año más tarde realizó las prácticas en el Instituto de Literatura Argentina Ricardo Rojas (ILAR). Ha sido colaboradora  en el área de gestión cultural del proyecto "Biblioteca Humana" a cargo de la profesora Mirta Pérez Díaz. Ha participado del Proyecto de Gestión en los “Fogones de Bernal” (colaboración entre el ISFD y T. N°35 "Profesor Vicente D’Abramo" de Monte Grande y el Complejo Cultural y Biblioteca Pública Mariano Moreno de Bernal). Participó como voluntaria en la Biblioteca Popular y Casa de la Cultura “Atahualpa Yupanqui” de Longchamps. Ha estado presente en los siguientes eventos: VII Jornada- Bibliotecas sustentables: hacer posible lo imposible (ISFD y T N° 35 Monte Grande, 10 de Septiembre de 2016);  III Jornadas Regionales de ALFIN (UNLA. Universidad Nacional de Lanús, 16 de Septiembre de 2015); 6ta Jornada “Bibliotecas Innovadoras” (ISFD y T N° 35 Monte Grande, 8 de Noviembre de 2014); Jornada de Bibliotecas Jurídicas (ISFD y T N° 35 Monte Grande, 18 de Octubre de 2014).
Entrevistador: Daniel Canosa

- ¿Por qué la Bibliotecología?
La bibliotecología en su principio surgió como una salida laboral, avanzando en la carrera y las distintas materias me di cuenta de los desafíos que ofrece la misma como así también en los distintos ámbitos en los que se puede desarrollar la profesión,  descubrir que la carrera aporta herramientas útiles para la vida cotidiana, aprender a gestionar, optimizar los recursos que se tienen y saber enfrentar  los obstáculos que irán apareciendo,  desarrollar trabajos de gestión cultural, tener contacto con el usuario, formar al usuario, orientarlo, capacitarlo y desarrollarlo para que optimice sus búsquedas,  adquirir herramientas orales y escritas para una mejor formación personal, lo que aporta un valor agregado a la carrera , con el avance de la misma reconocer que es optima para desarrollarse en cualquier ámbito, que necesita mayor visibilidad , ya que cuando se habla de bibliotecología el colectivo común solo lo ubica en  una biblioteca donde se entregan y reciben libros y que no se lo asocia en otro lugar más que en ese.

- Antes de descubrir la profesión ¿ha frecuentado la consulta en bibliotecas? ¿Ha manifestado afición por la lectura, por alguna expresión artística, literaria o cultural en particular?
He frecuentado distintas bibliotecas ya sea por estudio o por el placer a la lectura, me apasionan distintas ramas de expresión artística como el teatro en el cual he incursionado, como así también  la investigación de temas de mi interés, la ejecución de proyectos de  gestión cultural de los cuales he participado.
- Dos preguntas en una ¿Cuál fue el libro que más lo influenció? y ¿Qué está leyendo actualmente?
Uno de los libros que mas influencio en mi fue Cien años de soledad de García Márquez, este libro en particular fue un desafío tenía 14 años cuando lo descubrí y apenas comenzado a leer me apasiono, actualmente estoy leyendo, Buenos Aires es leyenda de Guillermo Barrantes - Víctor Coviello.
 
- ¿Cómo definiría a un bibliotecario?
Un bibliotecario de estos tiempos ya no es más aquel protector del conocimiento, es y debe ser  un profesional de la información, ir a la par de los crecimientos y cambios tecnológicos para satisfacer  las demandas de los usuarios como así también implementar distintos métodos y políticas para hacer de las bibliotecas y de la profesión en sí un atractivo ejemplo que rompa con los paradigmas y con la manera de ver a los mismos  del imaginario colectivo.

- ¿Qué opina del rol social del bibliotecario?
Es difícil opinar sobre el rol social del bibliotecario, puesto que si bien existen bibliotecarios (valga la redundancia), que se involucran plenamente en el rol social siendo verdaderos gestores culturales y transmisores de conocimiento los cuales se  aggiornan    a los tiempos y los cambios que se manifiestan constantemente, considero que son muy pocos los que se manifiestan en este rol es por eso que la sociedad cuando reconoce este tipo de acontecimiento lo toma como algo extraordinario y de gran aceptación y que a consideración mía debería ser algo normal que ocurra constantemente .
- Con respecto al plan de estudios de la carrera ¿Considera que sus contenidos favorecen la adquisición de conocimientos y desarrollo de habilidades vinculados al rol social del bibliotecario?

El plan de estudios es muy variado, si bien favorecen a la adquisición de conocimiento y desarrollo de habilidades vinculadas al rol social, debería implementar más contenidos para explotar las habilidades que uno trae consigo como así también aquellas que desconoce poseer y que mediante el desempeño de planes específicos vinculados a la gestión social podrá descubrir y redescubrirse en roles de los cuales adquirir habilidades y conocimientos  nuevos y desarrollar a pleno los que posee.


- Se habla frecuentemente de un cambio de paradigma dentro de la profesión (pasando del paradigma de la información al de la comunicación), según su enfoque particular, ¿Percibe ese cambio en el tratamiento docente de cada materia? (la pregunta va orientada hacia los contenidos que brinda el docente, si fomenta habilidades sociales o comunicativas o centra toda su atención en contenidos técnicos)

Todavía en los tiempos que corren se puede observar distintos docentes de los cuales algunos se aferran a brindar contenidos técnicos específicamente, sin dar lugar a los nuevos paradigmas que la profesión necesita en estos tiempos  y por el contrario otros docentes que traen un aire fresco con enfoques innovadores sin dejar de lado lo especifico de su materia pero si haciendo hincapié en otorgar nuevas herramientas para el desarrollo de habilidades sociales y comunicativas que te plantee distintas inquietudes para el desarrollo de la profesión.

-En el caso que, promovido por el docente, haya realizado una práctica académica o pasantía en alguna unidad de información ¿Considera que los conocimientos adquiridos fueron suficientes para desempeñarse en tales prácticas?  ¿Qué conocimientos tuvo que aplicar?
 
Los conocimientos que uno adquiere a lo largo de la carrera no son suficientes, se puede decir que a los estudiantes se los preparan para realizar las distintas tareas bibliotecarias pero en un "mundo ideal" donde todos sabemos que en el día a día no es tan ideal, aparecen distintos obstáculos que uno debe ir evadiendo y de los cuales solo mediante la experiencia y las distintas habilidades que ha desarrollado puede o no llegar a lograrlo, en nuestro país la falta de presupuesto y la desidia de parte de los profesionales otorgan un plus del cual no siempre se está preparado.


- ¿Considera que la bibliografía utilizada en materias relacionadas con tecnologías de comunicación e información se encuentra actualizada? ¿Considera válido el equilibrio entre teoría y práctica en relación a los conocimientos técnicos impartidos en la carrera?

La bibliografía utilizada no siempre se encuentra actualizada, los temas y contenidos de los mismos no van a la par con los cambios que se suscitan año a año, por ese motivo resulta obsoleta y queda en manos de los estudiantes buscar otras fuentes algo que el estudiante debería recibir del propio docente, la actualización debería ser constante, otorgar material bibliográfico actualizado aporta mejores conocimiento y fomenta la necesidad de desarrollarse en temas que le resulten interesantes. El equilibrio entre la teoría y la práctica en relación a los conocimientos técnicos tiene un desfasaje muy importante, la teoría es importante siempre, pero la práctica hace al estudiante, se entiende de que se trata lo que uno está estudiando, y ayuda a un mejor desenvolvimiento a la hora de encontrarse con las dificultades y las falencias que posee cada uno para profundizar sobre los mismos y corregir o reforzar dichas falencias para una optimización de la calidad del futuro profesional.

-¿Suele participar en listas bibliotecarias? ¿Considera interesante el nivel de los debates? ¿Cómo percibe en dicho espacio la recepción de temas políticos?
Nunca participe en listas bibliotecarias. Los debates siempre son productivos, a mi consideración poder debatir siempre es enriquecedor, tanto para fortalecer una teoría, un pensamiento, un conocimiento o para cambiar el mismo. Los temas políticos resultan muy interesantes pero solos cuando aportan algo positivo y de mejora, no por el simple hecho de hacer política y llevar agua a sus cauces, deben ser abiertos para que cumpla la función de la cual resulta una  ciencia  de la cual  trata de  organizar a las sociedades humanas con un fin común.
-Como estudiante ¿Presenció en el aula un debate / clase/ conversación /comentario / reflexión y/o contenido sobre la necesidad o no de contar con sindicatos / gremios / asociaciones en temas relativos a derechos laborales? En caso que la respuesta resulte negativa ¿Considera de utilidad profesional que el docente favorezca espacios de discusión y debate sobre estas temáticas?

Como estudiante, presencie comentarios pero muy vanos.  Considero que debería haber espacios de discusión y debate, porque eso favorece al conocimiento, no me resulta interesante que se establezca en medio de una clase, porque no a todos les interesa  el tema y entrar en un debate de este tipo involucra intereses y conocimientos previos para que sea fructífero y en muchos casos provoque el interés de afianzarse  en dichos temas.

-¿Como percibe a la bibliotecología en contextos interdisciplinarios? ¿Resulta visible? ¿Siente que la carrera le otorga elementos para dar respuestas a problemáticas sociales que otras disciplinas sí ofrecen? (ejemplo inclusión social, problemáticas de minorías sociales, desastres ambientales, conflictos bélicos, problemáticas jurídicas, etc.)
Percibo que la bibliotecología en contextos interdisciplinarios resulta poco visible, existe la colaboración con informáticos, especialistas en derecho, arquitectura, medio ambiente, etc. dependiendo del ámbito en que se desarrolle o intervenga el bibliotecario, hace falta trabajar en mayor medida en ese punto haciendo que la carrera tenga un mayor reconocimiento y visibilidad , que otras disciplinas puedan trabajar en equipos y así provocar en los distintos ámbitos un aprovechamiento de lo que puede ofrecer un profesional bibliotecólogo, si bien la carrera ofrece u otorga elementos para dar respuestas a problemáticas sociales, son muy pocas las materias que incluyen dichos elementos.  

-¿Recuerda en alguna clase que el docente haya abordado cuestiones vinculadas a bibliotecas en contextos sociales vulnerables? (comunitarias, rurales, campesinas, indígenas, carcelarias o de temas relativos a minorías, desplazados sociales, multiculturalidad, comunidades sexuales, bibliotecas humanas, etc.)
He tenido el placer de percibir clases vinculadas a bibliotecas en contextos sociales vulnerables, donde el tema surgió por los proyectos de gestión cultural, donde la docente abordo el tema mediante trabajos donde uno podía comparar como bibliotecas con mayores recursos solo se limitan a realizar trabajos básicos sin salirse del rol de bibliotecario, y en otros casos con recursos mínimos aportan toda la imaginación para cumplir con la " biblioteca sin muros" y llevar con pequeños y a la vez enormes aportes a la sociedad más vulnerable  utilizando su ingenio, sus recursos que con frecuencia son muy escasos .

-Si le fuera dado proponer modificaciones en los planes de estudio de la carrera ¿En qué aspectos técnicos y/o humanísticos focalizaría su atención?  ¿Favorece la institución académica escenarios de discusión y debate que habiliten posteriormente la concreción de dichas propuestas por parte de los alumnos?

Focalizaría la atención en temas relacionados a la carrera que le dan al estudiante herramientas para desarrollarse, como digitalización, preservación y conservación, bases de datos con las prácticas correspondientes, como así también en  materias donde se pueda desarrollar trabajos sociales  y humanísticos y pedagógicas para que al momento de que el alumno se recibe tenga mayores posibilidades y se pueda ampliar sus recursos a la hora de la búsqueda laboral.
Si bien con algún profesor  se ha conversado con respecto a que existen materias de relleno por decirlo de alguna manera, no existe el debate para poder habilitar una concreción de de las propuestas o inquietudes de los alumnos.   

-Se habla frecuentemente de la lenta desaparición del libro impreso, incluso en foros de bibliotecología, en su caso como estudiante ligado permanentemente a la utilización de dispositivos físicos, digitales y/o virtuales ¿Qué le provoca esta situación?

Con respecto al tema de la desaparición lenta del libro impreso, la sensación que me provoca  es que si bien en algún momento pueda llegar a superar la cantidad de material en dispositivos físicos, digitales y/o virtuales, al menos en nuestro país está muy lejos del pensamiento y la practica en el ámbito bibliotecario, ya sea por razones económicas o desinformación, (como manejarse con los distintas clausulas de digitalización, derecho de autor, copyright, etc.),  en trabajos que hemos realizados recientemente con respecto a desarrollo de colecciones, en bibliotecas universitarias , escolares y/o  populares,  el material que poseen en mayor medida es impreso, y conviven con algún material digitalizado o en otro formato. El placer de leer un libro impreso es incomparable, pero los costos son muy altos, creo que ahí está el punto clave de las formas nuevas de lectura y a eso sumarle la inmediatez con que uno puede adquirir distintas bibliografías, esto lleva a que muy lentamente en un futuro convivan pero no desaparezca el libro impreso. 


Muchas gracias Roxana

Daniel Canosa

miércoles, 4 de octubre de 2017

Sobre el 5° Encuentro de Editoriales Cartoneras, Santiago de Chile



Ha sido muy enriquecedor compartir en la Biblioteca de Santiago las diferentes experiencias que formaron parte del 5° Encuentro Internacional de Editoriales Cartoneras, donde los asistentes tuvimos la oportunidad de acceder a diversas ponencias en un amplio marco que incluyó el aporte de editores, escritores, artesanos y cartoneros. Es para destacar la particularidad de este movimiento social, que lejos de perder fuerza se ha multiplicado en diferentes direcciones, permitiendo que otras voces integren el heterogéneo plano de la literatura, mediante la autogestión y la creatividad.

Visitar la exposición es constatar este último aspecto, la variedad de formatos y de propuestas, las estéticas literarias y artesanales, el compromiso social, la inclusión de expresiones surgidas en contextos carcelarios, pero sobre todo el acto de llevar la palabra escrita a otra dimensión, en el que no caben las imposiciones ni los autoritarismos, ya sea desde el plano político-editorial como desde la situación económica.

En algún punto de la presentación de la ponencia comenté esto: las editoriales cartoneras vinieron a ocupar un espacio que nunca estuvo vacío, y para muestra bastan los casos registrados en los años 70: la poeta argentina Elena Jordana con su editorial cartonera Ediciones El Mendrugo, el poeta “guaraní parlante” Carlos Martínez Gamba, quien también publicó sus poemas en este formato, el Taller Leñateros de la cultura Maya, con su serie “Libros de Kartón” bajo la denominación “Cuxtitali Cartonera”, cuyos libros, basados en una cultura de reciclado, ofrecieron piezas únicas, de enorme calidad. Ni hablar la cantidad de editoriales artesanales, independientes, alternativas, que en los años 80 ofrecieron ediciones excepcionales en diferentes formatos, incluyendo plaquettes, libros-objeto o artefactos que llevaban un valor agregado mediante técnicas propias de las artes plásticas.

De algún modo, todo ese contexto previo ofreció un tipo de información que terminaría originando en el actual fenómeno de editoriales cartoneras cooperativas de reciclado, en el cual nunca tenemos que dejar de lado que la idea (o la necesidad de la misma) surgió porque antes hubo una crisis, esa idea, a la que Eloísa Cartonera le puso un cuerpo, terminaría generando un impacto sin precedentes a nivel mundial, una conjetura que increíblemente nació de forma involuntaria por una persona en situación de calle.

El universo de las cartoneras y de los libros cartoneros es realmente ilimitado, y lo presenciado en Santiago de Chile ofrece una pauta de entendimiento que nos muestra un escenario que lejos se encuentra de desaparecer, sino más bien todo lo contrario, es algo más que una conquista social, una noción de la que pueden dar cuenta los editores, artesanos, escritores y cartoneros que estuvieron presentes en el evento, y al que esperamos volver el próximo año.

A modo de adelanto del trabajo presentado bajo el título “Editoriales cartoneras: el paradigma emancipatorio de los libros cartoneros en contextos de vulnerabilidad social”, se comparte un directorio de las diversas editoriales-cooperativas cartoneras existentes a nivel mundial, organizadas en orden alfabético por países,  incluyendo año de inicio, con el objetivo de facilitar el acceso al recurso físico y digital de cada agrupación.  En el caso de aquellas editoriales que cuentan con varios accesos (página Web, blog, Facebook y/o Twitter) se tomó por criterio en esta etapa incluir una sola URL.

Para llevar a cabo este trabajo se cotejaron los diferentes directorios existentes en entornos digitales, registrando hasta la fecha (desde 2003 hasta septiembre de 2017) 265 editoriales cartoneras. Cabe señalar que en este listado se encuentran casos donde no aparecen datos de contacto, mientras que en algunos ejemplos no queda confirmado el año de inicio, con lo cual es necesario abrir una puerta colaborativa para quienes cuenten con información que permita de este modo ir modificando el directorio.

Se debe aclarar que dicho dato no pretende, ni podría, ser completo y/o exhaustivo, por la naturaleza de su concepción y desarrollo, el resultado es inevitablemente estimativo, seguramente existen muchas editoriales que publican libros de cartón sin difundir su producción en redes sociales, como también figuran menciones sobre cartoneras cuyos datos no resultaron comprobables. En otros casos hubo cartoneras que no publicaron libros, para lo cual se tomó por criterio no incluir dicha información.

En total figuran 27 países con experiencias de editoriales cartoneras, de los cuales 10 son latinoamericanos (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela), 4 de América Central (Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Panamá), 2 de Islas del Caribe (Puerto Rico y República Dominicana), 2 de América del Norte (EEUU y México), 7 europeos (Alemania, España, Finlandia, Francia, Italia, Portugal y Suecia), 1 de África (Mozambique) y 1 de Asia (China).

Esta propuesta requiere de una permanente revisión bibliográfica cuyo humilde objetivo es ir completando en lo sucesivo un listado de editoriales cartoneras a nivel mundial. Desde 2017 en adelante el directorio se irá actualizando mes a mes en el blog Que sabe quien http://www.librosvivientes.blogspot.com.ar/ para lo cual espero contar con la colaboración de los asistentes del encuentro de Santiago, y de todos aquellos que han investigado sobre este fenómeno sociocultural.

Vaya a toda la familia cartonera mi sincera gratitud por permitirme compartir esta experiencia.
Hasta pronto.
Daniel Canosa



Directorio de Editoriales Cartoneras en el mundo:

Alemania (2)

Papka Cartonera (2011)

PapperLaPapp (2009)

Argentina (19)

Barco borracho ediciones (2008)

Cartonerita Solar (2009)

Casimiro Bigua Cartonera (2013)

Cieneguita cartonera (2011)

Cuenteros, verseros y poetas (2010)

Editorial cartonera amarillo rojo y azul (2012)

Editorial Retazos (2010)

El Piche Cartonero (2017)

Klokéten Tintea Cartonera (2012)

Eloísa Cartonera (2003)

La gurisa cartonera (2013)

La Sofia Cartonera (2012)

Me muero muerta ediciones (2011)

Ñasaindy cartonera (2009)

Paisanita Editora (2013)

Poderosa lectura (2012)

Seis puntitos cartoneros (2013) [Casimiro Bigua, cartonera braille]

Textos de Cartón (2009)

Tinta limón ediciones (2010)

Bolivia (8)

4 nombres Cartonera (2014)

La Aparecida Cartonera (2010)

Babel Cartonera (2010) (franco-boliviana)
[sin página Web]

Mandrágora Cartonera Editorial (2004)

My Lourdes cartonera (2009)

Nicotina cartonera (2009)

Rostro asado cartonero (2010)

Yerba mala cartonera (2006)

Brasil (35)

Candeeiro Cartonera (2015)

Carolina Cartonera (2015)

[sin página Web]

Cartonera Caraatapa (2013)

[sin página Web]

Cartonera do mar (2015)

Catapoesia (2009)
http://catapoesia.wordpress.com/

Chita Cartonera (2017)
https://www.facebook.com/chitacartonera/

Clãndestina Cartonera (2014)

Comissao cartonera (2014)

Dengo–Dengo Cartoneiro (2011)

Dulcinea catadora (2006)

Ediçoes Serpentinas (2011)

Editora artesanal Monstro dos mares (2011)

Escola Poty Medeiros. Editorial Cartoner (2014)
[sin página Web]

Estaçao Catadora (2011)

Estrela cartonera (2013)

Katarina Kartonera (2012)

Lara Cartonera (2013)

Malha Fina Cartonera (2015)

Magnólia Cartonera (2015)

Maracajá Cartonera (2015)

Maria Papelão Cartonera (2013)

Mariposa Cartonera (2013)

Nordeste Cartonero (2015)

Pé de Letra (2014)

Querubim Cultural (2012)

Rubra Cartoneira Editorial (2012)

Sereia cantadora (2010)

Severina catadora (2012)

Sopapo Cartonera (2014)

Therezinha Cartonera (2013)

Universo Cartoneiro (2016)

Vento Norte Cartonero (2014)
https://es-la.facebook.com/ventonortecartonero/

Voz Cartonera (2017)
https://www.facebook.com/Voz-Cartonera-131341647480233/

Chile (47)

Al fin Ediciones (2017)
https://www.facebook.com/Al-FIN-Ediciones-1046318588803742/

Animita Cartonera (2005)

Arriba del pegaso (2016)
Autoedición Cartonera (2016)

Benicia Cartonera (2011)

Calafate Cartonera (2012)

Canita Cartonera (2009)

Cartonera Helecho (2009)

Cartonerosinfilo (2017)
https://www.facebook.com/people/Editorial-Cartonerosinfilo/100019225232817?fref=mentions

Charquicán Creativo (2017)
https://www.facebook.com/Charquican-Creativo-2069701746591053/

Cizarra Cartonera (2009)

Colectivo Pulmari ediciones (2016)

Costalazo ediciones (2015)

Ediciones Kiltra Cartonera (2012)

Ediciones Ají (2013)

Ediciones Inubicalistas (2009)

Ediciones Liz (2016)

Editorial Cayo la teja (2015)

Editorial Montecristo cartonero (2016)

Editorial Taller Colectivo Anartistas (2016)
[sin página Web]

Efímera cartonera (2016)

Estalla cartonera (2014)

Hipérbole ediciones (2015)

Infracción Ediciones (2013)

Fugitiva Cartonera (2014)
[sin página Web]

Gata Galáctica Ediciones (2015)
https://www.facebook.com/gatagalacticaediciones/

Griffo Ediciones (2016)

Isidora Cartonera (2011)

Juanita Cartonera (2014) bibliotecaria

La Fonola Cartonera (2013)  bibliotecarios

La Gata Viuda Cartonera (2013)

La Grullita Cartonera (2015)

La Joyita cartonera (2014)

La mañosa cartonera (2016)

La Vieja Sapa Cartonera (2012)

Letras de Cartón (2013)

Libertando Cartonera (2014)
[sin página Web]

Loquita cartonera (2014)

Luchín Cartonero (2015)

Multicancha ediciones (2013)

Nuestra Señora Cartonera (2010)

Olga Cartonera (2012)

Opalina Cartonera (2014)
http://opalinacartonera.blogspot.com.ar/

Pollos Cartoneros (2016)
https://www.facebook.com/polloscartoneros/

Publicaciones Marca Chancho (2017)

Varonas de cartón ediciones (2013)

Warp Zone Cartonera (2012)

China (1)

Feng (2016)
[sin página Web]

Colombia (7)

Amapola Cartonera (2012)

Anfibia Cartonera (2013)

Cartongrafías (2014)

Del ahogado el sombrero cartonera (2011)

Ediciones muela de oso (2013)
[sin página Web]

La maestra cartonera (2016)

Patasola cartonera (2009)

Costa Rica (3)

Cartonera Tica (2010)
[sin página Web]

La Cartonera Tuanis (2010)

Ukecleta Cartonera (2016)

Ecuador (9)

Barba azul cartonera (2009)

Camareta Cartonera (2011)

Dadaif Cartonera (2012)

Editorial cartonera intercultural (2013)

La One hit wonder cartonera (2013)

Luna verde cartonera (2014)
Morona Santiago [sin página Web]

Matapalo Cartonera (2009)

Murcielagario Cartonera (2009)

Ninacuro Cartonera (2013)

El Salvador (2)

La Cabuda Cartonera (2009)

Pirata Cartonera (2013)

España (20)

Aida Cartonera (2013)

Astromántica Cartoneira (2015)

Boquita Cartonera (2011)

Carmela Cartonera (2013)

Cartonera Island (2012)

Cartonerita Niña bonita (2009)

Cartopies Cartonera (2010)

Cordeleria Ilustrada (2012)

Ediciones Karakarton (2012)

Editorial Ultramarina Cartonera & Digital (2009)

El Mamut Clonado (2011)

Iyari Cartoneria (2011)

La Verónica Cartonera (2013)

Llibres de Cartro (2010)

Meninas Cartonera (2009)

Palmera Cartonera (2012)

Paquita Cartonera (2007)
[sin página Web]

Pensaré Cartoneras (2014)

Princesa Cartonera (2014)
[sin página Web]

Zapaticos Rotos Cartonera (2013)
[sin página Web]

Estados Unidos (5)

Cardboard House Pres (2016)
https://www.facebook.com/TheCardboardHousePress/

Memphis Cartonera (2016)
https://www.facebook.com/Memphis-Cartonera-1693509454250014/

Rosalita Cartonera (2010)
[sin página Web]

Tacocat Cartonera (2016) revista bilingüe

Workshop Community Arts. Cartonera Santanera (2012)

Finlandia (1)

Karu Cartonera (2010)

Francia (8)

Cephisa Cartonera (2011)

Cosette Cartonera (2016)

El tren blanco. Colectivo cartonero (2011)

Julieta Cartonera (2012)

Kartoceros editions (2015)

La Guêpe Cartonnière (2010)

La Marge (2013)

Yvonne Cartonera (2010)

Guatemala (5)

Alambique (2009)
[sin página Web]

Cartonera Maximon (2011)

Catafixia Editorial (2009)

Ediciones la maleta ilegal (2015)

Proyecto editorial Los Zopilotes (2011)

Italia (4)

Fernandapappetrice (2012)

Pangea Cartonera (2016)

Storie di cartoné (2012)

Zona franca Casa Editrice di cartoni (2009)

México (46)

Bakcheia Cartonera (2012)

Carton-ERA (2014)

Cartonera Hortera (2012)

Cartonera la Cecilia (2011)

Cartonera Nómada Editorial (2014)

Cartonera Siete Lenguas (2012)

Cartopirata (2014)

Casamanita Cartoneira (2009)

Cascada de palabras (2011)

Catarsis Cartonera (2015)

Cohuina Cartonera (2009)

Cuxtitali Cartonera.  Taller Leñateros (1975)

2012 Editorial (2012)

Ediciones El viaje (2015)

Ediciones Hturquesa Cartonera (2016)

Editorial sin fe (2012)

Fantasma Cartonera (2013)

Fuente de Poder (2013)

Honda Nómada Ediciones (2013)

Iguana Azul Cartonera (2012)

Infinita Cartonera (2012)
[sin página Web]

Jacalera Cartonera (2015)

Jauja Ediciones (2012)

Kodama cartonera (2010)

La Cartonera (2008)

La Cleta Cartonera (2013)

La Diëresis Editorial Artesanal (2009)

La Máquina Cartonera (2012)

La Marchanta Cartonera (2010)

La ratona cartonera (2009)

La rueda Cartonera (2009)

La tolvanera ediciones (2014)

La verdura cartonera (2011)

Mama Dolores Cartonera (2012)

Maya Cartonera (2012)

Nauyaca Cartonera (2013)

Nuestro grito cartonero (2010)

Orquesta Eléctrica (2011)

Pachuk Cartonera (2012)

Plástica Cartonera (2011)

Regia Cartonera (2009)

Santa muerte cartonera (2008)

Shula Cartonera (2014)

Tegus, la cartonera del toro (2011)

Trensardina (2011)

Tzikbal Cooperativa (2010)

Mozambique (2)

Kutsemba cartão (2010)

Livaningo, cartão d’arte (2012)

Panamá (2)
Diablo rojo cartonera (2010)

Pelo Malo (2013)

Paraguay (8)

Cartoneras Parawayensis Roga (2009)

Felicita Cartonera (2008)

Jakembó Editores (2004)

La Cancha ava de Kurnikova (2012)

Mamacha Cartonera (2008)

Paraguay tamaguxi (2009)

Mburukujarami Kartonera (2008)

Yiyi Jambo Asunción Paraguay (2007)

Perú (18)

Amaru Cartonera (2014)

Cartonazo Editores (2014)

Casa Katatay (2011)

Chacra cartonera (2015)

Chuskapalavra (2014)

Efraín y Enrique editores cartoneros (2013)

Eqquss Editorial Cartonera (2011)

Guerrilla Editorial Cartonera (2016)

Insurrecta Cartonera (2015)

La Apacheta Cartonera (2014)
https://www.facebook.com/apachetacartonera/

La Ingeniosa Cartonera (2013)

My Lourdes Cartonera (2009)

Otra cosa Cartonera (2014)

Qinti cartunira (2011)

Sarita Cartonera (2004)

Sullawayta Cartonera (2015)

Sumaq Wayta Cartonera (2013)

Viringo Cartonero (2014)

Portugal (1)

Bela Cartonera (2012)

Puerto Rico (3)

Atarraya cartonera (2009)

Coqui Cartonero (2015)

Mambrú Editorial Cartonera (2013)
[sin página Web]

República Dominicana (1)

Cartoneras Los suicidas (2015)

Suecia (1)

Poesía con C (2009)
[sin página Web]

Uruguay (4)

La Propia Cartonera (2009)

Savia Cartonera. Liceo de Piriápolis (2016)

Sin Licencia Editorial (2013)

Caracoles y kurupis (2009) (Uruguay y Paraguay)

Venezuela (3)

Amefrica Cartonera (2014)

Cartón en mano Cartonera (2014)

HarKâlÿa Cartonera (2011)